VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

viernes, 17 de junio de 2112

Escampando la boira 1 rar

                                                                                                                                   


Le pareció extraño ver cerrado desde su ventana el bar de la esquina, pero los excesos de la noche anterior no le permitían mucha clarividencia, vamos que estaba “embotao”, así que se vistió mecánicamente con lo primero que pilló  , tejanos deportivas y camiseta,  al salir de casa un viento racheado le golpeo espabilándose un poco  y un trago de la petaca que siempre llevaba encima lo termino de “arreglar”.

Caminaba por una estrecha larga y solitaria calle hacia el centro de la ciudad, tocándose continuamente los bolsillos, solo se  veía una vieja hurgando los container de basura, porca miseria! musito para si.
 De pronto cuando estaba a punto de llegar donde estaba la mujer, de una calle adyacente salieron en estampida un  grupo de jóvenes que casi tiran a la vieja, que se quejaba mas con gestos que a voz en gritos, la pobre mujer ya no tenia casi fuerzas para quejas.
 Al sobrepasarme la turba pensé , por que corren, de que huirán? Ya no eran unos niños.
La respuesta apareció en forma de unos “astronautas” con porras en la mano, el primero sobrepaso a la mujer sin mirarla, dirigiéndose hacia mi  amenazante, el segundo y el tercero se entretuvieron  golpeando a la indefensa mujer, instintivamente me lance a separarlos de ella, me administraron la misma medicina pero con mas contundencia, volvió el embotamiento.

Cuando me quise dar cuenta, estaba esposado y en un furgón policial rumbo a comisaria…..si yo…Delfín Alvarez,  detective privado y embotado, que  aquella mañana del 1 de mayo (de la fecha caí en la cuenta después) salí a comprar tabaco ………………………………………………...


Por suerte conocía al sargento Trini y por supuesto que no voy a transcribir aquí las dos horas que charlamos “amigablemente” , no presentaron denuncia por resistencia a la autoridad y pude dirigirme a la hora de comer  a mi restaurante favorito  “Casa Manolo”. El nombre se las traía, porque la dueña se llamaba Trini (de nombre) supongo que para aprovechar el letrero y que  a ella le iba que ni pintao ese nombre,  cuando estaba a punto de entrar oí la voz estridente de mi hermana llamándome, Delfín!!! , yo como siempre, me sonroje .
-No grites mi nombre ..le susurre cuando llego hasta mi.
-Déjate de tonterías, chirrió.

Sin darme cuenta estábamos leyendo el menú del día en el bar de la Trini, mi hermana chirriaba  no se que de mi trabajo, que ya estaba muy quemao, que debería irme al campo un tiempo, estaba claro que el sargento Trini la había llamado…entre chirría que chirría , me zampe un buen plato de lentejas, decline el segundo plato y los ojos como idem que se le pusieron a mi hermana me obligaron a pedir callos de segundo..que se que le gustan mucho.

Mientras mi hermana daba cuenta de los segundos, ella pidió pescado ( por lo de la dieta)  eche un vistazo profesional por el local de la Trini…….

 Cuando estaba escrutando a la morena que reía en la barra  con la Trini , apareció por la puerta la marabunta en forma de manada de elefantes…. entro  el sargento Trini (apellido) ……..
El sargento Trini era como un vendaval  y eso que era bajo, calvo y rechoncho, pero ágil, tan ágil que cuando llego a nuestra mesa ya había pedido disculpas a media docena de personas. Estaba claro que era una encerrona……….
Sin darle tiempo a que se sentara, ya estaba yo, Delfin Alvarez, camino del lavabo.

-Mira Cristina hasta los elefantes
tienen cuernos y pueden remover monarquías, lo que tiene que hacer es dejar ese oficio , quien es detective ahora?… Internet, todo esta en la red, tu sabes Cristina la cantidad de agentes de todos los cuerpos de seguridad del estado que esta chafardeando en la red??

Cristina Alvarez estaba a lo suyo , le quedaba una sardina y cuatro o cinco  trozos de barriga de vaca, en verdad lo escuchaba, o lo oía, no lo tenia claro. Lo que si tenia claro era que lo queria y que por nada del mundo, ni la Vía Láctea con Andrómeda chocando podía romper  su amor por el, se dijo.


La verdad es que era bastante extraño hasta para mi a lo que me dedicaba, si, tenia unas tarjetas:
Delfin Alvarez
Detective
Lo encuentro, o lo busco
Tel 13311331131331




Definitivamente, estaba dispuesto a cambiar de trabajo.

Mi hermana siempre me habla de la bondad de vivir en el campo…..

Así que me iría al campo..me dije.

Antes de volver a la mesa me acerque donde estaba la Trini, mas que  nada era para ver de cerca la belleza  que hablaba con ella,  yo flipaba con las “amigas” de la Trini , siempre la ultima superaba a la anterior y eso que la Trini parecía que se acababa de bajar de un camión.

Cuando llegue a ellas no me dejo ni saludar
-Mira este es el amigo del que te hable, cuéntale le apremio ….
- Bueno primero os presento, Delfin ..Sardina, Sardina ..Delfin, bromeo la pájara y se escabullo dejándonos solos.

-Hola soy Rosa, dijo mientras me estampaba dos besos,  Delfin dije yo  mientras rozaba la comisura de sus labios (era un verdadero experto).
Me contó, que hacia cuatro días que un sobrino suyo no aparecía por ningún sitio, y su móvil daba señal de apagado, le aconseje que hablara con el sargento Trini que estaba sentado unas mesas mas allá con mi hermana, pero por lo visto su sobrino no era ningún angelito  y declino totalmente  la idea, me pidió que si podía buscarlo durante unos días hasta donde el dinero le alcanzara , me dio la dirección de un bar en el ultimo barrio y se despidió con otros dos besos que yo no desaproveche …

Mientras me dirigía a la mesa pensé ,si señor el ultimo trabajo..y después al campo, me dije.

Que poco me gustaba el sargento Trini para mi hermana, era un tipo que no se callaba ni una, te soltaba lo primero que fuera a bocajarro, sin miramientos,  supongo que debía ser deformación profesional, mas adelante contare como llego a sargento, el sargento Trini … míralos, por lo menos se quieren.

Cuando decline el postre ( el chorizo y la morcilla estaban haciendo su trabajo)  la clavada de ojos de mi hermana, creo se clavo en todos los presentes  ……  pide un arroz con leche, me sugirió.

Me despedí de ellos  y pensé en dirigirme al bar del Ultimo Barrio,  si era verdad que iba a ser mi ultimo trabajo, lo iba a hacer bien ….  Mmm las ganas que tenia de llevarle novedades a Rosa, iría en metro.

El Ultimo Barrio como su nombre indica, era el ultimo, después monte,  yo ya lo conocía, antiguamente era un campo de batalla, ahora no, ahora llegaba el metro y los autobuses iban al mas recóndito lugar del barrio, incluso tenia el ateneo mas famoso de la ciudad.

Al salir del metro me acaricio el aire que venia del monte, no se porque me sentí mas vivo que nunca, me dirigí hacia la mar, es decir  siempre bajando, es fácil y aunque parezca mentira, sabemos lo que es ir pabajo, cuando en verdad, giramos y giramos y rotamos  y  a saber!! a la velocidad que viajamos en este espacio infinito, sin darme cuenta y un poco mareado llegue a mi destino .

 A quien se le habría ocurrido ese nombre “El pez cojo” ni quiero imaginarlo, era un bar como todos los bares, barra a la izquierda y lavabo al fondo a la derecha , aunque para llegar había que atravesar un espacio abierto, lo se porque fue la segunda frase que pronuncie al entrar, la primera fue , un gin tonic de Bifiter , y la segunda ya la sabéis … tenia mala pinta.


Al atravesar el espacio abierto en busca del retrete,  vi que era mas grande que lo que parecía desde dentro, era una especie de patio con la mitad techado, en una esquina había un futbolín de los de antes con cuatro tipos jugando y otros tantos jaleando, alguno de ellos ya peinaba canas. Ni me vieron pasar, o eso creí yo.
Antes de entrar al baño respire hondo como siempre hago en este tipo de antros, no sabes que te vas a encontrar, y sorpresa!! Era de “origen” pero bastante limpio, me dio la impresión de que no solo se usaba para soltar lastre. Encima del lavamanos había un espejo con marcas de haber sido acuchillado y afeitado en innumerables ocasiones. Solté lastre.

Pensé que atravesaría el patio con la misma discreción  que al entrar. Error, dejaron de jugar y me miraron sin miramientos, escrutándome, aquellos tipos tenían un olfato especial.
Olían cualquier tipo de autoridad, placas, carné o pólvora. Que se yo.

Una vez en la barra después de un buen trago, el que escrutaba era yo, aunque mas discretamente…..

Es curioso como cambian las caras de un barrio a otro. En el centro de la ciudad donde el glamour se junta con la verdad, siempre gana la primera. La segunda … ya se sabe, somos los de abajo y esperemos que no desaparezcan los de en medio, vuelvo a marearme. Esto no es Beefeater. Me digo.


Allí no podía ser discreto.
No alcance a ver nada mas que bultos y las tres o cuatro caras que me dio tiempo,  antes de agachar la cabeza. Con  sus ojos escrutadores como clavos en la madera y, haciendo que me acordara de mi hermana.

 Ponme otro gin tonic de ginebra, le dije al tipo  que parecía que era el camarero, o el que le puso el nombre al  bar, o seguramente el dueño.

- Tu has entrado aquí como si te comieras el mundo. Me dijo.
-Sabes que te pueden partir la cara.
-Y quien me la va a partir,tu?. Pregunte.

Al cabo de un rato después de atender aquí y allá, tenia mi gin tonic de  bifiter con limón  delante mió.

Vaya parece que  he caído en gracia, este si es de beefeater. Me digo.
Animado por el segundo gin tonic y el hecho de que los parroquianos parecía que ya no se fijaban en mi, me atreví a preguntarle al tipo de la barra que me recordaba a Clint Eastwood de joven.

-Perdona, no estoy aquí por casualidad, estoy buscando a David Góngora por encargo de su tía Rosa, hace cuatro días que no saben de el.

Pa que dije ná. Salio corriendo hacia el patio como alma que lleva el diablo.
Joer!!. ya veras. Piensa.

En ese momento se abrió la puerta, que para mi se había convertido en la de emergencia, o sea la de "EXIT". Entro un pequeño tornado. El tiempo se paro.

Cuando me quise dar cuenta, me estaba abrazando Isidoro "el flojo" entrecomillo le flojo, porque era todo lo contrario.




-Que alegría!! Flojo!! Joer tomate algo!! Te invito!! Le dije alborozado. Estaba salvado.


-Que haces por tu barrio? me dice.

-Ahora te cuento, le contesto. E insisto en invitarlo.
El ya se había dado cuenta de algo. Discretamente me dijo que pagara  y que saliéramos fuera.
Deje  diez lelos en la barra. Un lelo= un euro. Hacer cuentas.
Uauu!! Exclame cuando me golpeo ese aire , que parecía aire. Estoy mareado. Me dije.

-Que buscas? Pregunto el flojo. Le  expliqué.

-Mira Delfin, hace años que no vienes por aquí. Esto a cambiado mucho. La mayor gente que conocíamos ya no esta, la mayoría muertos, los demás a saber. Dile a Rosa que todo esta bien, que no se preocupe,  que estará de “vacaciones” menos de un mes ,  en serio, ella sabe y me conoce.
Y tu Delfin, ya te has reciclado un montón de veces . Detective … ya te vale.

-Que no flojo, no te confundas … mis clientes tienen mas de setenta años, y a quien tengo que vigilar podían ser hijas nuestras ,y el noventa por ciento tiene un hijo en común.  Y lo curioso es que la mayoría de las veces ya lo saben, están seguros, se lo han restregado por la cara en mas de una cena. A mi me pagan por corroborárselo,  y no me pregunto mas. Menuda selva.

- En fin Delfin.  Me dijo el flojo mientras se le iluminaba una bombilla en la cabeza. Que gracioso el flojo. Me dije.

Me despedí de el diciéndole que en un mes al igual nos veíamos, o no.

Aunque estaba un poco confundido y mareado por la mezcla de gin tónica, decidí dirigirme en  dirección al “Bar Manolo”. A ver si tenia suerte y estaba Rosa. Por supuesto no le iba a contar todo. En verdad, me habían despachaó a las primeras de cambio . En cuanto salga echo mano de la petaca. Me dije.

Mientras intentaba estar lo mas cómodo posible , apoyándome  en una barra del diámetro de un huevo, levante la cabeza. El vagón estaba lleno pero no abarrotaó . Joér! Pensé, si fuera pintor me daría tiempo a  plasmarlos en la media hora que estaré bajo tierra. Nadie movía un músculo.

Sin embargo en el de popa parecía que había jolgorio, no lo oía, pero intuía a alguien tocando un violín. En la próxima me cambio. Yo no soy pintor. Me dije.

Fue impresionante. El del violín …… tocaba el violín. Sin embargo yo oía al mismo Stradivarius ( si ese que inventó los violines) . La primera cara que vi sonriendo era la de Rosa.  Trague saliva y sentí la petaca, volví a tragar saliva.
Me quede petrificado. No me había visto. Ostias!! esto son codazos en los riñones?. Me pregunte. Seguía petrificado. Se cerraron las puertas y reparo en mi. Me imagine su visión … yo, inmóvil, y con cara de euro.

Reaccione, porque soy un profesional. Y me pareció que su  sonrisa se convertía en mueca.
 Entre mas codazos llegue hasta ella.  Cuando iba  a balbucear algo el del violín me rescato, El mismo Stradivarius. Me dije.

-Hola Sardina!!!
Reaccione, porque soy un profesional … hola Delfin , le dije. Lo tenia todo controlado.

El resto del viaje  hablamos de cosas frugales .
Salimos en Plaza Cataluña, tenia que hacer un recado e insistí en acompañarla. Después tomaríamos
algo en el bar de la Trini y la pondría al corriente. Aun no sabia que le iba a decir. Quería verla todos los días.

La plaza estaba patas arriba. Estaba tomada por ciudadanos cabreados, un movimiento ciudadano que nadie sabia de donde había salido. Yo creo que la mayoría eran funcionarios (hasta ahora, tenían asegurado su puesto de trabajo). El resto una fauna variopinta.


Era increíble, parecía un camping en medio de la ciudad, y también una selva con humanos colgando de los  árboles .Que manera mas rara de cabrearse.

 Cruzamos la plaza dirección Ramblas y nos adentramos por el laberinto  de callejuelas buscando una tienda de bisutería, la espere fuera.

Ostias!!!!.. casi se me olvida contar lo que vi mientras esperaba....................................................................................................................................................,.........................................................................................................................................
........................................
Resulta que apareció un tipo de unos sesenta años en pelota picá, con un cordel atado a los huevos cuyo final tenia una foto del President y dos pelotas de golf que al andar iba golpeando las dos caras de la foto, clamaba a voz en grito no se que del president los diputados, el alcalde y los concejales y un tal Rafael de la seda, que lo habían dejado tal y como estaba, mientras echaba exabruptos con baba... llegaron los mossos, suerte tuvo de un sargento que lo supo calmar al tiempo de cubrirlo con una manta, pero en todos los colectivos hay tontos o malas personas, se acerco un mosso y le dio una guantá, no muy fuerte, como un bofetón, se le ocurrió revolverse.... al instante estaba intentando traspasar el asfalto con cuatro rodillas encima y algún golpe de regalo..... la gente miraba, yo tambien.
Que triste es la tristeza.. me....



Llegamos al bar de la Trini cuando recogían los platos de la cena, para no mezclar pedí lo mismo, ella una cerveza. Me gusto.

Nos sentamos en la mesa que tenia reservada siempre la Trini, la mejor del bar, desde allí podías ver quien entraba o salía, así como todo el establecimiento. Sin embargo nadie reparaba en aquel rincón.

Estaba preciosa. No sabia como empezar,  así que fui de frente. Le conté lo que me había dicho el flojo, y en vez de tranquilizarla, a cada momento se ponía mas nerviosa.

- El flojo!! Madre mía!!! En que se habrá metido este niño ?
 El niño ya tenia 27 años.  Le dije que a la mañana siguiente volvería e intentaría averiguar algo mas. Se hacia tarde (para ella). Nos despedimos con dos sonoros besos.
Dios!! Como me gustaba esa mujer, lastima ,que a la Trini también. Le preguntare.
.

A la mañana siguiente ya estaba yo … Delfin Alvarez, acicalado a las siete AM. Iría en coche.

Antes de poder aparcar donde pudiera ver la entrada del bar di unas cuantas vueltas e incluso me perdí en mi barrio.
Al final tuve suerte, entre dos furgonetas, me daba el sol primaveral y veía la entrada del bar de soslayo . Mi coche no llamaba la atención  y yo oía las noticias por la radio ( me gustaba estar desinformado), luego, ya yo vería. .Molaba.

Yo en verdad, como me dijo el flojo no paraba de reciclarme, solo hacia cinco años que era detective, me los había pasado vigilando y fotografiando “infieles”  gente que no encuentra su sitio. O si?. Menuda selva, me decía. El caso es que para eso era bueno.
 Esto era diferente. Aquí la gente se busca la vida y se arropa, siempre ahí alguna manzana podrida. Y donde no?.  En este barrio  hay  “delincuentes” de verdad …. de los de antes. No como los que me daban de comer a mi … llamados de “guante blanco”…..

Ya llevaba dos horas aquí. Todo normal. Los primeros alcohólicos conocidos, que iban a por la primera dosis barata. .. que el día era largo!! . Un tipo extraño acarreando perolos, y algún despistado, poco mas. Como cambia la fauna en horario diurno del nocturno. Me digo.
Cuando estaba diciéndome de entrar a pedir un fino y  ver que me ponía el “clin iswood” , caí en la cuenta del tipo extraño acarreando ollas y peroles .Tenia el pelo blanco tipo rata, “largo”, andaba encorbao y sonriendo hacia todos los lados de la calle como  si hubiera publico .Que raro. Piensa ……. Me lance hacia el bar.


Un fino!! Le dije al clint,  mientras me dirigía al water mas chulo que un ocho. Descargue.

Al salir me di otra vez cuenta del concepto diurno y nocturno. Lo que me pareció ayer noche era un garito con una atmósfera intrigante. Ahora era un patio cochambroso, con un techo de Uralita prohibida y un futbolín petao , que a saber como llego allí. Me dirigí a la barra.









Vaya!! Sorpresa !! Tenia mi vasito de los de fino y una tapita de boquerones en vinagre, y el clint esperándome.
- Ha vuelto el “ simpa”!. Exclamo. Supongo que para pagar los dos gin tonic de ayer?.

-Como que los dos gin tonic, tuve que salir urgente y te deje diez lelos en la barra. Que pasa que no llega?.

- Ja jajaa, rió. Me dijeron que eras del barrio, sonrió con una mueca a lo Clint.
-Y lo soy respondí
-Pues aun lo entiendo menos. Bueno es igual, déjalo. Me caes bien. Al fin al cabo solo uno era de “ bifiter” jajajajjaa.

-Le sonreí maliciosamente y probé el vino. Era Montilla. Aproveche su buen humor. Ayer cuando te pregunte por David Góngora, te falto tiempo para ir hacia el patio … te dio un apretón?.

-Me parece que el apretón te  lo dio ayer noche a ti. Me devolvió.

-Que no. Que entro mi amigo el Flojo (F) y me conminó a que lo siguiera. Que tenia el coche mal.

-Ya!!…. Mira yo no conozco  a ese tal David. Y te aconsejaría que dejaras de preguntar. Dedícate a fotografiar infieles. Tienes suerte que los mas viejos del lugar te conocen y puedes volver cuando quieras. Eso si  se acabaron las preguntas, enfatizo.

Antes de contestar me comí los cuatro filetes de boquerones y apure el fino. De acuerdo le dije, mientras echaba mano a mi cartera.

-No déjalo , te invito. Ayer te soplaron diez “lelos”. Y se le encendió una bombilla  al clint.
-Me llamo Pepe. Me dijo extendiendo la mano.

-Delfin, conteste yo, esperando que no se le encendiera ninguna bombilla.

-Lo se! dijo secamente. Mientras me apretaba la mano mas fuerte de lo que mandan los protocolos . Me dirigí a la puerta y cuando estaba a punto de traspasar el umbral. Me gire.

-Por cierto Pepe!! Das comidas a domicilio??  pregunte sin esperar respuesta.


Me encamine  hacia mi coche con una bombilla encendida en mi cabeza. Molaba.

Ostias!!.
Mi coche  delante de las dos furgonetas. Yo estaba en medio. Me la han movido?. . Efectivamente al sentarme al volante … no veía ni el bar. Me encamine hacia la meridiana. Punto de salvación
Joer!! Atasco. Veinte minutos me esperan para recorrer cinco  km. Vale! Que haces Delfin ?. Es media mañana.
Que haces Delfin?.

Decidí dirigirme a casa, navegaría en la red buscando información.  Mi “cuñao” piensa que soy un lelo, que estoy todo el día vigilando cuernos. Sin embargo hasta tenia mi propia bé, intentaba pagarme la conexión al Internet este. No había manera, por mas que copiaba y pegaba, nadie clicaba en los anuncios.
Cualquier día lo dejo. Me dije.



Empecé mirando mi blog haber si había algún ingreso.  Vaya!! No llegaba ni para pagar el iva de la factura. En fin Delfin …
Continué mirando los sucesos en la prensa de la ciudad, en las fechas que desapareció David Góngora

Encontré dos noticias, una  de un atraco frustrado a una entidad bancaria cerca del Ultimo Barrio, por lo visto los atracadores pudieron huir aunque sin botín. Era una nota escueta sin mucha información.
La otra era de un robo de droga de una banda especializada en atracar narcos, alguien disparo un tiro. Dejaron un colombiano muerto y rastros de cocaína, la policía sospechaba que el alijo robado era una buena cantidad de quilos de “farlopa”.

Bueno, podía ser que David estuviera escondido por alguno de estos asuntos. Tendría que volver al  Pez Cojo , eso si , por la tarde. Finalmente eche un ultimo vistazo a mi blog y me dispuse a salir en dirección al Bar Manolo. Con suerte igual veía a Rosa , la invitare a comer.

No se porque esperaba encontrarme a Rosa. No estaría …. Me dije.

Mi madre me decía cuando era chico  ( yo lo oía como un cuento)  que a este mundo se venia siete veces, que esta era mi ultima vez, que todas las personas nacidas el uno del nueve del siglo pasado (Ej.) 1984, fecha completa 1/9/84, era nuestra ultima vez, que había algo que no alcanzaba a explicarme, que estuviera siempre alerta con ese algo que no sabia explicarme o yo no entendía.

Efectivamente, Rosa no estaba. Invitare a Trini, aunque tenga que esperar a las cuatro para comer.

La Trini se descojono un rato antes de aceptar y me sirvió un vermú y una tapa de caracoles con tomate que era su especialidad, supongo que para no oír a mi estomago en la espera. Me invito.

No sabia como entrarle con lo de Rosa . Quería ser  agudo y simpático como ella.

- Rosa es tu novia?. Le espete mientras sorbía mi sopa de pescado.
-Ojala!!  Exclamo, mientras esbozaba una sonrisa.
- Es una muy buena amiga a la que quiero mucho platónicamente, no me deja ni bromear con ella.
-Te gusta eh!!!.
Suspire para mis adentros. Si no estaba la Trini por medio, tenia alguna posibilidad con Rosa. Incluso le pediré ayuda … como amigos que somos. Quedo con ella esa misma noche en el bar para cenar.  Le dijo que estaría yo, que tenia que informarla. Yo ya me había cuidado de no pedirle su numero de teléfono.

Después del carajillo y el chupito, me despedí de La Trini con un piquito en los labios, de ahí no habíamos pasado nunca.

Me dirigí en metro al Ultimo Barrio. No me fiaba de los atascos, a las nueve quería estar de vuelta. Tenia que conseguir nueva información, seré discreto.

Nada mas entrar me acomode en el primer corner, de ahí hasta medio bar estaba vació. El otro medio, era la vorágine, gente apretada y saltando al unísono . Jugaba el Barça. A mi me daba igual, bastante tenia con lo mió.  Podía haberme servido yo mismo, pero preferí esperar que el clint se dejara ver. Ocho minutos de reloj, tardo. Lo se porque cuando llegue me fije en el minuto de juego en la pantalla gigante que habían instalado al fondo del patio antes de los lavabos …

-Hola Delfin!!.Que bueno te trae por aquí. A tomarte algo, no?.

-Pues si !!. Le dije. Automáticamente se me encendió una bombilla. Como  solo saben hacerlo ellas. Tenia que ir descartando. Como hacen los médicos.

 -Mira Pepe, vengo de ver un antiguo amigo del barrio  que esta en las ultimas, ni puede ni quiere salir, me ha dado cincuenta euros y me dice que aquí pregunte por … no se quien?, se me a ha olvidado el nombre. Si ves que no, déjalo, yo tengo prisa, ya le devolveré el dinero la próxima vez que vuelva a verlo.

Durante un instante pensé que la había cagado

-Dame los lelós, y espera.

Desapareció por el patio sin darme tiempo a decirle que me pusiera un gin tonic ….  de lo que fuera. Me dieron ganas de servirme. No me atreví.
Cuando me quise dar cuenta, una chica me preguntaba, mientras removía las neveras, que si quería algo?. Una cerveza alcance a decir.  Me puso una mediana sin abrir, y desapareció en la vorágine con mas cervezas que le cabían en las manos.
La abrí como pude.

Faltaban cinco minutos para que acabara la primera parte y este no venia. Empecé a impacientarme.
Por fin lo vi aparecer a falta de 2 minutos para el final.
-Bueno Delfin ! Ya nos veremos!! Ya esta todo pagado! me dijo mientras estiraba el brazo para despedirme.
No pude evitarlo. No lo esperaba. Al chocar su mano recordé aquellas viejas bombetas que explotaban al saludar.
Abrí la mano instintivamente, y una bombeta cayo al mostrador sin explotar.
Reaccione como un profesional. La agarre y me la guarde en el bolsillo. Salí sin despedirme.

Entre en el vagón. Lo tenia claro, no era pintor. Baje la cabeza.

Hasta yo mismo me sorprendí de la facilidad que tenia para abstraerme. A pesar de apoyar mi cuerpo en la barrahuevo, con la mirada fija en el suelo de ese vagón, castigado por “miles” de pisotones de gente tan anónima como yo. No estaba ahí.
Estaba en el “Pez Cojo” . Que bombilla mas loca!. No sabia ni lo que había comprado!!.  La idea era tener una prueba de lo que se movía por el Ultimo Barrio. Lo siguiente?. Hablar con mi cuñado. Quería que comparara
lo que llevaba en el bolsillo con los restos que encontraron donde se cometió el asesinato .
Estaba loco!! No pararía de preguntarme  … de ande las sacao!!.

Allí estaba, yo , Delfin Alvarez,  en el metro, con la cabeza gacha y una bombeta de a saber tú qué, en el bolsillo.
El tren paro justo antes entrar en mi parada …. hacia rato que íbamos sospechosamente despacio …

Joer!!! Veinte minutos para recorrer treinta metros!!!. Cagontó!!.

Cuando entre al “Bar Manolo”, se me quiso caer el alma al suelo.
Allí estaba Rosa, en la mesa reservada.
Y mi hermana. Y mi cuñao. Y la Trini???. Me lance a la cocina.

-Joer Trini!!  Era una cena profesional ! Que hacen aquí ??

-Calla!! .Que Rosa ha llegado hace un rato y poco después ellos, que quieres? , nos conocemos todos.
-Y tú, no ibas a venir pronto?

- Y venia!, unos trabajadores de una empresa con nombre de anchoa se han tirado a las vías del metro  para protestar por el cierre a traición de su empresa. Debían tener  controlado el tiempo que tardan los “astronautas” en llegar. Dos minutos antes de aparecer, allí solo había pasajeros.
  Que cenamos??.  Lo que quieras, contesto  la Trini.

No hay mal que por bien no venga. Me ….

Cenaría con Rosa y conocerá a mi “familia”. Esto va rápido.  Y como no le podré dar novedades … me citare con ella mañana. Quería saber de su vida. Seguro que el flojo podía ponerme al corriente, pero aquí no iba a ser  profesional. Que me lo diga ella.

El que no tenia que escapárse era mi cuñao . Estaría atento.

El sargento Trini estaba en su salsa, dos mujeres que le gustaban y Rosa, que le gustaba  mil veces  mas. Como a cualquiera!!.  En fin … desplegó todo su arte. Si estaba a gusto, o sea, como estaba, rodeado de mujeres, era una maquina!!.

La verdad es que nos reímos todos con ganas.  Contó una historia de cuando se  hacia: ensaimadas, encofrados,  y todo lo que se le ocurría para tapar su calva “incipiente”  como decía el.  El caso es que ya lo contare mas adelante.
 Solo tenia ojos para Rosa. Estaba preciosa. Como me gustaba Dios!!! ….. Delfin!.

Delfin!!!! Oí a mi cuñao chirriar, ostias,  todo se pega menos la guapura. Me …..

-Vamos a echar un pitillo ahí fuera, tengo que decirte algo. Me dijo.
Salí con el .

- Rosa me ha puesto al corriente, dice que tu estas en ello. Que has averiguado? Me conmino.

Joer!! Con la Rosa. Supongo que es culpa mía, realmente debe estar preocupada y yo lo único que echo es preocuparla mas. Enseñare mis cartas.

- Mira Tarsilo, le dije, y sacándome la bombeta del bolsillo se la estampe en la mano.

No se le cayo. La aferro. Si mi cuñao, Tarsilo Trini Garcia, asi se llamaba y eso era lo único que teníamos en común.

Libido se puso, y eso que aun no le había dicho nada.

-De ande las sacao??

Lo mire, se estaba poniendo blanco por momentos. Estas bien?
-Si, bien. Si.

Le explique .. Hasta donde quise. Solo quería ir descartando. Tenia tres pistas, esta era la primera.

-Venga cuñao, analízame esto, te aseguro que no te pido ni un favor mas. Tenia mejor color.

-Mira Delfin, lo voy hacer porque soy policía y cualquier pista es buena, pero desde este momento te aconsejo que nos dejes actuar a nosotros. No sabes donde te estas metiendo. Si este material que me has dado tiene algo que ver con los restos encontrados de coca donde murió una persona, lo primero es que no te lo pienso decir, ni una cosa ni la otra. Aléjate de este asunto.

-Dámela!! Ya la analizo yo!!. Le dije mientras agarraba el brazo del  puño cerrado.
Como le gustaba al sargento Trini manejar la situación . Se zafo de mi agarron y cuando me quise dar cuenta el agarrado era yo, y con la mano del puño cerrado. Era ágil, yo lo sabia, pero igual se le a caído la bombeta .
Memorice el terreno.


Antes de entrar le comente que fuera discreto, que Rosa me gustaba de verdad. Que no sacara el tema. Que ya hablaríamos cuando hubiera analizado la sustancia de la bombeta. Se palpo el bolsillo, la tenia.

-Que te crees que no nos dimos cuenta el otro día?. Se  te caía la baba cuando hablabas con ella en la barra. Y de lo segundo, olvídate, lo único que tienes que hacer es decirme de donde la has sacado y reza para que no sea la misma.

-Que me hablas?. Como policía, o como cuñao?. Pues mira!!, si tu no dices nada, yo también me callare donde me he encontrado eso. Sabes que hago mi trabajo al igual que tu el tuyo.
Ya estábamos como siempre. Que si las fuerzas del estado, que si los intrusos molestando las investigaciones policiales. Que si el oro de Moscú ….

Volvimos a la mesa.
La cena transcurrió como si fuéramos un bosque de abetos. Todos tiesos, educados, correctos …

Resulto todo tan extraño, que hasta un profesional como yo, pensó.  Porca miseria !!. “Y que bonito luce el sol”.  Las dos cosas a la vez.
….


Estaba claro que algo pasaba, y lo sabían todos menos yo. Sospeche que el asunto era gordo. Solo tenia que fijarme  en mi cuñao, con unas cuantas copas de vino, rodeado de bellezas y  mas tieso que un palo.

-Rosa luego te acompaño a casa, tengo que hablar contigo .

-Ya he quedado que me acercan ellos, dijo mirando a mi hermana. Les viene de camino y solo son cuatro manzanas. Mi cuñado asintió clavándome sus ojos achinados.

Insistí, y no hubo forma. Me dijo que la llamara por teléfono  (?) . Estaba claro que el sargento Trini no quería que hablara a solas con ella esa noche.
Me despedí de todos , intentando mostrar mi enfado , solo dije: Adiós
Que estaría pasando? El detective era yo, en verdad si no fuera por Rosa, me olvidaría y me iría al campo.
Pero no. Esa mujer me gustaba, o me embrujaba. Mañana a primera hora iría a ver a mi cuñado a la comisaría. Que cansado estoy.

Una vez en casa, mire las decena de cuentas de correo electrónico con las que hacia mi trabajo , nada nuevo, solo uno de la dirección de mi blog llamo mi atención.
En respuesta a un correo mió, preguntando cuando cobraría lo poco que ingreso con este blog, me contestan que hasta que no llegue a cierta cifra. No me pagan.
Podía tirarme un año entero copiando y pegando y difícilmente me acercaría a esa cantidad, aunque me faltara un céntimo no me pagarían. Hasta yo mismo cuando me leo me dan ganas de pinchar en los anuncios, pero los míos no valen. Si alguien me lee!!  Mantener la pagina!! ….. Me dije. Cualquier día lo dejo.

Me acosté y rebobine estos últimos tres días. Lógicamente había lagunas, pero mas o menos,  yó yá…….

Así que a la mañana siguiente, ahí estaba yo, otra vez en la comisaría. De visita.

-Que vienes? A detenerte? O a ver a tu cuñao.,me pregunto el de la puerta.

Ufff …. como me costaba entrar en ese antro. Pero hay que hacerlo, aunque sea para renovar el carné. Ahí  hay  como en botica. …. pero eso lo iremos viendo.

-Si, si, a eso que has dicho vengo, le dije mientras me dirigía a la pequeña nevera que había en el rincón del fondo, siempre estaba allí, era una nevera que parecía haber salido del siglo pasado. Agarre una botellita de agua fresca  y me dirigí al lavabo. Si, mi petaca. Son especialistas. Joder!!!.

 Dos golpes de nudillos y  a esperar. De sobra sabia que era yo. Siempre igual.
No se si escuche, adelante! O me lo imagine . Entre.

-Buenos días cuñao! … dije con el tono mas jovial posible.
Me sonrió, y supe que tenia una bombilla encendida. Era un tipo que si te creías que sabias lo que pensaba …. Estabas perdido. Siéntate dijo, cuando ya estaba sentado.

-Sabes a lo que vengo, no?….
-Me lo imagino. Dijo sin disimular la risita.

-Pues dime, es la misma?? . Ya no era risita, eran carcajadas. Espere pacientemente que se fuera apagando la bombilla.

-Je je .. Delfin … te han dado bicarbonato con yeso.


La mare del Tano!!.  Me acorde del Clint. Me levante bruscamente para salir lo mas rápido posible de allí . Pero la luz de la bombilla es mágica …. se me encendió,  y me volví a sentar. No le gusto a mi cuñao el gesto.

-Delfin … que te han engañao !!  Que dejes ya este “oficio” que están saliendo todos vuestros trapos sucios, que al final te salpicara …. Déjalo. En serio.

Era una ametralladora, me estaba mareando. Que ha dicho de los trapos salpicaos??? ….. Ah!! Ya!!, hacia unos días salio una noticia en los diarios de una trama de robo de datos, ahí si que había porquería, y nunca quise entrar, yo preferí dedicarme al amor y sus infidelidades . Nunca un informe mió a devenido en nada “malo” . Me relaje mientras lo observaba, y me tome mi tiempo.




Tenia que pensar la primera frase. El estaba esperando. Y yo mareado.

-Devuélvemela !!!
Le espete.

-Que  te devuelva que?? Me estas tocando las pelotas Delfin. Me dijo.

Lo mire con los ojos achinaos, como suelen hacer ellos. No me sirvió de nada, se levanto, me agarro del brazo  y cuando me quise dar cuenta ni al de la puerta vi.

Triste.


Y ahí estaba yo, Delfin Alvarez, en plena antigua Via Layetana en la Barcelona postolímpica. Viajando por el espacio infinito, a una velocidad que haber quien la mide …. Rotando y envuelto en un mareo sideral.
Contento me dirigí al bar  Manolo. Había dado en el clavo.


Mientras desayunaba dos huevos fritos, frescos del día, de gallinas en libertad, que eran la especialidad de la Trini, que a saber de donde los sacaba …….  pensaba en cual seria el siguiente paso.

Estaba claro: 1º  cobrar algo. Harto difícil, me acuerdo de aquella frase … “ hasta donde me llegue el dinero “, seguro que estaba rozando el presupuesto.

2º : Yo, nunca trabajaba gratis, ya lo dice la palabra, “trabajal”, detrás viene “cobrar”. “Buscarte la vida” era diferente, la propia vida se encargaba de pagarte. En verdad ahora no tenia ningún encargo. Le pediré los gastos de una semana, y si no consigo nada, me iría al campo, a probar.

3º:  Ya había pensado demasiado, la Trini no estaba, así que me fui a casa a perrear.


Abrí una birra y la ventana que te enseñaba lo que buscabas, mi maltratado PC portátil, siempre miraba antes que nada mi blog, sobre todo los posibles ingresos, siempre eran frustrantes , pero me espoleaba a seguir por otros derroteros, esto de copiar y pegar no es lo mió, me decía Y mira por donde, alguien anónimo puso un comentario en el blog, recriminándome con un “ Esta feo enlazarlo haciendo pensar que es otra cosa, es posible que te baneen…” , y solo porque de vez en cuando, siendo un lector empedernido, participo en los comentarios de la prensa y me permiten publicar el enlace a mi humilde blog, por que si no haber quien me visita? ?? ein??.  Bueno si me banean que le vamos hacer, le conteste. Pero el sin saberlo había dado con la solución, todo estaba en la frase de su mensaje. Gracias, becari@, o quien seas, anónimo.

“Esta feo enlazarlo haciendo pensar que es otra cosa, es posible que te baneen…”…..
Hacia tiempo que no me disfrazaba.
Tendría que ir a ver a mi amigo Rafa alias “Mechón Blanco”, tenia una imprenta y me imprimía lo que le pedía. Confeccionaremos un menú para llevar, que flipas. Con cinco folletos tenia bastante, el resto como el de la estampita.
Después de comprometerme a ir algún día, a algún sitio., tenia mis cinco folletos  y una cita con mi compadre, iríamos a algún sitio.
Me daba tiempo antes de comer en el bar Manolo a pasarme por casa, quería repasar los disfraces, por decir algo, dos barbas, dos bigotes y dos pelucas, aunque la mitad estaba inservible … elegí barba y peluca entrecana, después una ropa que me ponía muchas veces de verdad ,pero que me daba a mi que era de repartidor de folletos. Lo cepille todo a conciencia y satisfecho me dirigí a mi bar preferido a comer.
La Trini no estaba , esta mañana tampoco. Tenia dos camareras a las que no le caía muy bien, le molestaban mis miradas, o algo, e intentar sacarles alguna información de la Trini sabia que era imposible , así que después de carajillo y chupito, me fui a echar la siesta . Mañana tenia que madrugar y esta noche intentaría ver a  Rosa.







Mmmm …. Tampoco  estaba la Trini, todo el día fuera?.
 Asi que cene, mirando siempre a la mesa, y mientras rompía las reglas, (carajillo , chupito  y miradas de soslayo. Pensaba en mañana.

Joer! me miraba en el espejo, y en verdad parecía un repartidor de folletos …. Iría en metro.
A las ocho de la mañana ya estaba acechando el “ Pez cojo” , no era un gran esfuerzo. Estaba cerrado.
A las nueve y diez apareció el Clint mirando al suelo y arrastrando los pies, abrió el bar. Cinco minutos mas tarde apareció el de los perolos, mirando al publico entro al bar, a mi ni me vio,  me dirigí a la siguiente esquina y espere pacientemente con los “folletos” en la mano ……
No contaba  que  la calle de bajada daba a la estación de metro, y que en ese barrio era raro repartir algo, tuve que dar tres folletos ante las manos insistentes para conseguirlos , me había metido demasiado en mi papel. Me quedaban dos, tenia que salir de allí, así que me dirigí en dirección al pez cojo para cruzarme con el de los perolos. Despacio.
 En cuanto salio con una bolsa , aligere el paso, mirándolo fijamente, la ultima vez no se  donde entro, empecé a trotar y a rogar que no entrara en ninguna portería antes de que se cruzara conmigo,  el sonriendo miraba a los dos lados de la calle.

Quedaban dos porterías antes de cruzarnos .Atónito me quede.  Viendo como entraba en la primera. Me sentí mal y mayor, a quien se le ocurre hacerse pasar por repartidor de folletos?. Que pretendía?, meterme en la boca del lobo?.

Cuando abatido baje los brazos, dispuesto a girarme y encarar el metro…. vislumbre una mano, abierta y grande, saludando, detrás la cara del perolo, se dirigió hacia mi, y ojala me hubiera dado la vuelta.

-Hola!! que repartes?
-Esto… mmmm…folletos de comida a domicilio, alcance a decir.
-Dame unos cuantos y  los echo en los buzones.
Vaya! Lo que me faltaba. Y encima el tipo me clavaba su mirada de taladro de acero, nunca antes nadie me había mirado así, era como si quisiera ver detrás de mis ojos .
-No, lo siento, tengo que entregarlos en mano y uno a uno, me podrían despedir …. gracias de todos modos, le alcance uno. Lo reviso a conciencia mientras movía la cabeza en sentido afirmativo y balanceante .
-Hasta que hora se puede llamar para la comida del mediodía?  .
-Hasta las dos menos veinte.
-Bien, al igual llamo, soy  Bernardo …… soy valenciano.
Dio media vuelta y desapareció en la portería nº 9.   Que tipo mas raro ….. Pero no se porque me caía bien.
Ahora solo cabe esperar en los alrededores de la rosticería que había elegido previamente. Compre la prensa.


Como siempre abrí por los sucesos.
,Haber  como lo explico. Resulta que el primer titular que leí fue este.,
“Detenido el director de una oficina bancaria en el Ultimo barrio. Hacia menos de una semana esa misma entidad había sido atracada, se sospecha de un  asunto de blanqueo.”

Estupendo!! Vuelta a empezar…

Ya veras......


 Lo que en verdad importaba, era que me sentía vigilado. Si.. leía el  periódico, pero, soy un profesional.

Me cago en la leche.. el de los perolos, el tal Bernardo.... y viene hacia mi...

Dios santo. Como me gustaría estar ahora por ejemplo en .... !!MARTE!! .. y no viendo venir a esa especie de taladradora de túneles cerebrales.  Hay Delfin .. me dije.
Milagrosamente paso de largo, o eso pensé,  a los cinco o diez pasos mas o menos se dio la vuelta, yo ya estaba mareado.

Aquí tengo que hacer un inciso.... en verdad estaba mareado, y lo ultimo que recuerdo es el daño que me hacían  las muñecas al ponerme las esposas y del dolor de cuello que me producía esa rodilla, que se empeñaba en que traspasara el asfalto.

Desperté en la habitación de un hospital, esposado a la cama, a mi lado igualmente esposado estaba el de los perolos, el tal Bernardo.....

Y encima me miraba sonriendo, que ostias había pasado, a ver Delfin, céntrate..

Es tan raro y extraño... me dije.

-Las sardinas, es mejor comérselas por la mañana con una cerveza, por la tarde te huelen las manos.....
Me dice, sonriendo y como si no mirara a ningún sitio...... sera !!.

Aquí voy hacer otro inciso....porque entro un pequeño gran torbellino, seguido del chirrido que mas odiaba en mi vida, mi hermana chirrió mi nombre como solo lo sabia hacer ella.

............................................................tres puntos

En verdad, se lo que ocurrio, lo acabo de ver....... sabes?

¿Algún coautor?  en verdad me volví a desmayar, esta vez a propósito...

No aguantaba esos chirridos...


FERMIN....FERMIn...FERMin...FERmin..FErmin...Fermin... me demaye de verdad.....................................


Cuando desperté estaba solo en la habitación, los pájaros habían volado incluso el tal Bernardo, joer.. que coño había pasado?.  Insistentemente le di al botón de la perilla... al rato una enfermera con cara de pocos amigos acudió ante la insistencia (me gusta la palabra).....insistencia.

-Por que tanta insistencia??, me pregunta y yo no se que responder, solo acierto a ver su nombre en la identificación que cuelga o mas bien se sustenta..... de donde tiene el imperdible.

Anna.

Me sonrió.


.Ni sonrisas ni ostias de Anna... la marabunta.... entro el sargento Trini, mi cuñao.
-Ya te vale.... me dice.
Yo lo miro y hago como que no me lo creo, en verdad nunca se por donde va.

-Mira, con el karapaTO tenias que haber dado..... Fermin que te ha disparado con una pistola eléctrica, pero tu sabes donde te estas metiendo? .
Nunca lo había visto así. Parecía tranquilo pero en verdad estaba resoplando y a punto de estallar.

 El ángel custodio que todos llevamos, actuó en la persona de Anna.

-Oiga!! usted quien es?, entra aquí como una marabunta y esta en un hospital... pero hombre!! si no se comporta llamo a seguridad.

Bendita Anna.....

Me miro con sus ojos achinaos.... pepeeperooo tu donde te metes ?. Me dice.

Anna abrió sus grandes ojos azules, le pasaba como a mi , no se lo creía....
-Pero oiga !!!.

Ese oiga sonó a sumisión, el sargento Trini como siempre, domino la situación... Anna cayo bajo los efectos del achinamiento que produjo en sus ojos, bajo la mirada, dio dos pasos atrás y se quedo expectante, con sus lindos ojos de mil colores, que guapa es......
- Delfín cada día flipo mas contigo... tu sabes quien es y porque te ha disparado el karapaTO ?, que tiene carnet de loco, que no hay manera de agarrarlo, siempre sale en todos los fregaos y cuando digo todos es en la mitad  literal...y que si el oro de Moscu y bla bla.....
Yo estaba perdido en la mar de los ojos de Anna.

Resulta que el de los perolos el tal Bernardo de Valencia no era tal, en verdad se llamaba, Impulso Arenas, y era cierto, tenia carnet de loco, aunque todo el mundo sabia que no lo estaba... su nombre me acercaba mas a el. Porque me dispararía con ese artilugio? esta claro, me acerco a algo gordo y sobran los husmeadores.
Mi cuñao me miraba como si yo no hubiera entendido nada..... de repente ocurrió algo insólito, entro el de los perolos, o sea se, Impulso Arenas....

-MECAGOENTOLSISTEMAMONETARIOLASFIESTASPORDECRETOLASLLEVOENSECRETOFELICIDADESLUNESFELICIDADESMARTESHOLAMIERCOLESFELICIDADES...........

-Yo...mareado, intentaba entender mientras cruzaba una mirada de asombro con mi cuñao......
Entretanto el pájaro voló....

Mi cuañao  me miraba como lo miraba yo, alucinados...
-Joer.. Tarsilo.. estamos en peligro o algo? este tío es muy raro.


No habíamos reparado en Anna, allí estaba, impertérrita...... alucinando.

No se porque? me acorde de Rosa.

Y mañana? . mañana sera otro día
... me dije.. mientras me desmayaba. Pero no me dio tiempo.... el de los perolos,  asomo otra vez por la puerta, todavía no nos había dado tiempo a recuperarnos, ( en mi caso, desmayarme).

- ELFRIOESTRISTEELCALORPUTREFACTOPULULANSISTEMASMONETARIOS..... gritó.

Mientras se me escapaba un peo, mi cuñaó se abalanzo hacia el...... tropezó...

Tres puntos de sutura... el pájaro voló. Gracias Anna por estar ahí..

Al otro día, todo parecía diferente, quería olvidar, o quizás que no se me olvidara nunca .........
Me gustaría explicar lo acontecido al salir de la clínica.. pero lo haré mas adelante.

Ahora estoy en el monte, me convenció mi hermana a base de chirridos. Solo estaré unos días, haber si me recompongo. Me cuesta respirar y me marean las distancias, pero hay algo en el ambiente que me recuerda mi infancia en el ultimo barrio
. Me alegre de traerme mi maltrecho portátil......La verdad es que tenia que recapacitar cosas, todo parecía tan fácil al principio y ahora aquí me veo, "escondiéndome" en el monte, el tal Impulso Arenas, alias karapaTO resulta ser un tipo especial, en cuanto que mi cuñao, se de buena tinta que esta de baja.

Recogido en la cabaña me enchufe al mundo, había buena cobertura (no estaba tan lejos de la ciudad) lo primero que mire fue mi blog. Yo venga a copiar y pegar, bueno lo justo, el caso es que el blog no se mantiene, así que he decidido no copiar y pegar mas y acabar con el. Pero me lo pensé mejor, en verdad me distrae y es una forma de estar en forma, de estar al tanto de la nuevas tecnologías. O algo.

Lo cierto es que cada vez que pongo algo en el blog aunque sea una coma, me sale que me leen en  est@dos unidos, rusi@, alem@ni y a veces chin@. lo pongo así por que no saben a quien están vigilando, pobre de mi.

 El caso que esto de estar solo en el monte me ha echo recapacitar, y no es eso de quien soy de donde vengo y a ver donde voy, es algo mas...es lo puto monte. Aquí las cosas funcionan de otra forma, por ejemplo, el otro día caminando hacia ningún sitio me encontré con un pueblo en medio del monte que me transporto a mi infancia, si, una furgoneta con pescado como si estuviéramos en los años sesenta, la gente arremolinada sobre todo mayor, a la próxima le haré una foto....si estamos en el 2014...quien dijo quien?.

Por la  noche me gusta ver las noticias por el aparato este, resulta que han convergido en la capital de este podrido país, unas cuantas columnas de la periferia, han intentado denunciar la situación que vivimos la mayoría, y a palos como siempre los han recibido las fuerzas del aparato represor de este puto país, que mientras no se quite la herencia fascista que recibió, no habrá forma de arreglar..."que lastima", como diría mi amigo el Aviles, y para postre ha muerto el de "puedo prometer y prometo". Descanse en paz.

En otro orden de cosas, yo voy por partes.....Sin querer, y no saber como... me acorde de Rosa. Me arrepiento de no tener su numero de teléfono, pero quizás sea mejor así.
Ya respiro mejor y las distancias se me acomodan. Creo que estoy preparado para volver y enfrentarme a lo que sea. Lo puto monte.
 Nada mas entrar en la ciudad note su peste, pero bienvenida peste....te echaba de menos. Sin embargo a la mañana siguiente.... me desperté oliendo a rosas, entre que me despierto y me duermo me creo que estoy en el puto monte. Pero no, me asomo a la ventana y veo el bar de la esquina abierto y mucha gente por la calle..... seguía oliendo a rosas, caí en la cuenta, era el veintitrés de abril día de un tal Jordi, que dicen que mato un dragón.  Salí la calle, no os tengo que decir lo que me puse............ Era la vorágine, la gente se arremolinaba donde veía un remolino, cualquier remolino.Yo también me arremoline, era muy bonito, todos arremolinados. Volví a acordarme  de Rosa. Tenia que verla. De todas formas lo veía todo borroso, me había dejado las gafas en ?. Si llevo gafas. A ver Delfin? ande están las gafas.Supongo que ayer conduje de vuelta a casa con ellas.... ya me extrañaba que me gustara la peste.
Claro se me ha olvidado contar la ultima noche en lo puto monte. A trozos lo veo.

El primer trozo, fue una musiquita que llegaba con el viento, a su vaivén, según soplara, a veces venia de la costa y enseguida de la tierra adentro, pero mi olfato me decía que venia del pueblo que estaba unos cinco kilómetros cuesta abajo. Me decidí a bajar .... y mejor no lo hubiera echo... o si?. Cuando llegue al pueblo ya no escuchaba la musiquita,  solo había un bar abierto y parecía desierto, que locura, pero entre.
 El local era espacioso y angosto a la vez, había muchos recovecos, mi mirada profesional no detecto a nadie en el salón (era angosto), el espacio estaba en la barra pero por dentro, la que la administraba disponía del doble que los clientes, era una mujer alta y me pareció altiva, guapa, de mediana edad y con una melena rubia que resaltaba su temperamento. Al otro lado de la barra dos morenas de la misma mediana edad, se reían a carcajadas. Tampoco me di la vuelta. (me gusta la palabra "tampoco"). Viendo que no reparaban en mi me atreví a acodarme en la barra, para acto seguido balbucear algo de un gin tonic y dirigirme apresurado al fondo a la derecha, una vez dentro respire hondo pa dentro, me recordó el lavabo del pez cojo limpio aseado pero moderno, y lo mismo. Antes de salir me mire al espejo acuchillado, joer Delfin!! tu te has visto?...... Respire hondo pa dentro y salí. Que vergüenza, llegue al mismo sitio de entrada del bar (ya he dicho lo de angosto) no se como pero estaba al principio, la rubia altiva con su espacio, las morenas al otro lado partiéndose de risa... y yo vuelta a empezar. Me acomode otra vez en el mismo sitio, ahí estaba lo que parecía un gin tonic y un platillo de cacahuetes. Seguían sin reparar en mi, pensé, me entretuve en estudiar el garito, en verdad nunca había visto algo parecido, Casi sin darme cuenta estaba rodeado por las tres mujeres... La música volvió.  Que te trae por aquí?. Pregunto la del espacio infinito, las otras dos no paraban de partirse la caja revoloteando a mi alrededor......Una palabra que me gusta es siempre , siempre dispuesto, hasta para un bombardeo..como se suele decir, me dispuse a lo que ocurriera, me deje llevar y se rieron conmigo o de mi..no se.
El caso es que cuando me quise dar cuenta la persiana del bar estaba bajada, y yo entregado. Esa noche no se me olvidara jamas. Lo siguiente es morirse. Me desarremoline, compre una rosa, distraje un libro y me fui para casa....

domingo, 1 de junio de 2014

Escampando la boira 2 rar.

                                       2ª Parte

                                              EL GRAN CAOS  


Llevaba dos días sin salir de casa, en parte por no tener mis gafas de lejos. Entretenido con el aparato este llegue a mi blog, resulta que tenia un relato que lo había sacado de la ventana esta, de un tal Caratubo Garcia, yo copiaba y pegaba (Caratubo, ya haremos cuentas), bueno el caso es que habían dejado un mensaje muy agradable e incluso pincharon en los anuncios.... me hizo ilusión


Al siguiente día decidí ir a buscar mis gafas donde pensé que estarían. Lo puto monte.


Me levante temprano, pensé en ir a almorzar al bar "Manolo" pero estaba nublado y solo disponía de unas gafas de sol viejas y graduadas, así que enfile para la casa del monte. Allí no estaban, busque y rebusque y no estaban.... o si?.  Ande están las gafas Delfin?.
Pensé en lo mas lógico, estarían en bar de la noche loca y hacia allí que fui.

Sorpresa!! el bar cerrado y con un cartel desvencijado que ponía " SE TRASPASA". Sorprendido me atreví a preguntar en la tienda de al lado (panaderia).

-Bon día, perdone el otro día estuve tomándome una copa en el bar de al lado y me deje unas gafas... sabe cuando abren?. 
 El tipo me miro con cara de asombro, echo el cuerpo hacia atrás y me dijo que ese bar llevaba cerrado tres años, que difícilmente me habría dejado unas gafas el otro día. Cuando vi que cogía algo de detrás de la barra decidí salir, sin mas. 

Plantado en la puerta del bar llame al teléfono que decía que se traspasa.

Espere un buen rato y al final apareció alguien parecido a una aparición.

-Hola, soy Paca, te interesa el local?
En verdad estaba a punto de desmayarme.
-Si me gustaría verlo, estoy interesado. Le dije.
Para abrir el garito tuvimos que esforzarnos, parecía que hacia tiempo que no lo hacían. 

Entramos.. joer, ahí estaba, como lo había visto esa noche loca... angosto, con la barra a la derecha y lleno de mugre, sin embargo en el lugar que me acode en la noche loca estaban unas gafas, a punto de desmayarme estuve.... 
 Me acerque a la barra asustado, mire las gafas y respire hondo.... no eran las mías, de pasta antiguas y con mugre.La curiosidad mata al gato, instintivamente me las probé.... veía perfectamente, eran de mi misma graduación o mejor.... ahí si que me desmaye de verdad, bueno no del todo fue un fuerte vahído..... Que estaba ocurriendo?.... volvió a sonar la musiquita.
 

-Se encuentra bien??  (la letra se ha agrandado sola, pos vale).
No, no me encontraba bien, en verdad no sabia si había soñado toda esa musiquita, o aun mas... si todavía estaba soñando. Pero no, era todo real, ahí estaba la aparición con cara de preocupación... salí a la calle dando tumbos sin despedirme de Paca. 
.


Me espabilo el aire del monte y decidí volver a buscar donde empece a oír la música , tenia que encontrar las gafas... como fuera.  Durante el trayecto recordé una noticia leída no se donde que decía de una droga nueva que actuaba a días vista, me acorde del "Pez cojo",  no encontré otra explicación.... ni las gafas.   Ni un párrafo que escribí ayer aquí.

Hoy nos han cambiado el rey, cada 40 años..... y si te he visto, no me acuerdo.

Estaba decidido a volver a "El pez cojo".
Entretanto me gusta oír a Bambino.
http://youtu.be/Qdyz4YmKRqI

Y volví, y me encontré con personas que conocí, que nos abrazamos, joer ese barrio te hincha el pecho de aire puro, este es y sera siempre mi barrio.... me

Mientras verdaderamente disfrutaba del entorno, apareció el de los perolos.
 Fruncí el ceño. No llego a entrar se quedo afuera.
Yo no le quitaba la vista de encima, quería que me mirara con su mirada taladradora, pero no, se comporto como el de los perolos.

Decidí enfrentarme a una posible descarga eléctrica y salí al zaguán.
 De ahí no pase, hizo un gesto el de los perolos... como buscándose algo en la parte de atrás de su cuerpo, cubierto con una camisola en  la que podía guardar un misil.
Volví a entrar y me encomendé al Clint. 

Un gin tonic de lo que sea.... balbucí. Joer!! estoy tonto?. Rosa donde estas? me preguntaba balbuciendo para mis adentros.

La soledad no tiene nombre, es como el sistema monetario.... a quien le importa?.

Hice fuerzas de razón y me lance hacia la sinrazón, buscando la calle, esperando morderle la yugular al de los perolos. Vale, me quede en el zaguán. En verdad hacia rato que se había ido.

Recule pague la consumicion , salí sin despedirme. Todavía era temprano, o tarde, según se mire, me diriji  a mi bar preferido "Casa Manolo".


Hola Trini..... salude mientras me acodaba en la barra. 

Hola, me contesto secamente. Levante la cabeza y la mire, nunca la había visto así, estaba como yo, mayor y derrotada.
-Que pasa Trini? te veo rara 

Me miro como el que mira a un perro sarnoso (otra vez se ha cambiado la letra, pos vale)... entre lastima y asco. Me sorprendió su actitud, estaba claro que algo grave había pasado mientras me encontraba "desaparecido"...

Seguía mirándola, y cuando me di cuenta de que las muecas eran guiños, intente girarme para ver que sucedía a mis espaldas.......

Hola Delfín, cuanto tiempo sin verte. Me dijo el tipo mas fornido de los cuatro que me rodearon,  mientras me agarraba la mano para aparentemente saludarme. Cuando me quise dar cuenta estaba en un gran coche con los cristales tintados, a punto de ponerme una bolsa de basura cubriéndome la testa.

Menos mal que la agujerearon. No hubo violencia.

Intentaba entender que estaba ocurriendo.
- Donde vamos?... se me ocurrió preguntar.... silencio absoluto todo el rato.

Joer!!! Delfin, que esta pasando ?. ... ein?

 Intente escudriñar por los agujeros de esa bolsa que me rodeaba la cabeza,..... en verdad olía a plástico.  Me centre en escuchar los sonidos. Los sonidos?... Ahora gira a la derecha, ahora recto y a la izquierda, eso me decían las ruedas.

No se porque, me acorde de Rosa.


,
Solo se me ocurre recordar ....................Después de un pequeño vahído , escuche como se cerraba una puerta metálica, unas manos fuertes me sacaron de donde estuviera, pensé  que estaba muerto y que los ángeles custodios me llevaban ande fuera.... y si, afuera me sacaron la bolsa de la cabeza....ahora si me desmayo....

Pero no hizo falta... Ahí estaba el de los perolos, el tal Impulso Arenas, mirándome y aguantando mi desmayo con su mirada sacada de un taladro.


TuttTtTU............ Me dice.

Venga Delfin ... es el ultimo trabajo, me ...

levante la mirada y le dije.... y tu mas, esperando un poco de tiempo........

Me rehíce, gire la cabeza como un loro y aguantando la mirada taladro le pregunte con las formas que requerían la situación, el por que de tanta preocupación en que buscara a un chico desaparecido al cual su familia quería saber algo, que yo no me metía en embolaos , que lo único que quería era saber de el...
Pa que dije ná... Guantazo con la mano abierta se dio para seguidamente morderse la mano mientras se tiraba del pelo, estaba como loco y venia hacia mi..

Increíblemente me desperté en el garito que perdí las gafas, ahí donde me desmaye.....

.Eso es lo que me hubiera gustado, pero no, me desperté enfrente del "pez cojo". ..Eso si, me dejaron sentado en una posición discreta y con una lata de voll en la mano. Aun no estaba abierto....


Me recompuse como pude, solté la voll sin miramientos y me levante. No se desparramo nada.

Joer, que te esta ocurriendo Delfin, estas echo mistos pensé,  mientras giraba mi cara como un pollo a ambos lados de la calle.
La calle?...La calle era como cualquier calle de pueblo, casas del siglo pasado o el otro, salpicadas con edificios nuevos y altos, sin salida a la mayor arteria del "Ultimo Barrio.

Después de acicalarme volvía a ser yo mismo, me miraba al espejo y no sabia que pensar, todo era tan lejano como yo mismo................... Me dije.

Sin embargo la realidad era otra.... me fui al monte. Todo aquí era diferente, hasta llegue a pensar de mi mismo como un simple animal sarnoso. Estaba deprimido...o algo.

En verdad pensaba en la tristeza del ser humano, tan débiles, tan expuestos a las condiciones adversas o inversas. Cualquier cosa nos hacia daño, cualquier rasguño, una palabra mal entendida, un golpe con una puerta...cualquier cosa.

Pero yo estaba preparado. Era detective y me importaba una mierda sentirme tan sarnoso como la propia sarna.
Me tome mi tiempo...

El tiempo se acababa, todo iba muy rápido y no me olvidaba de lo vivido. Joer, donde quedo todo aquello?


Aquello era el presente, cada vez mas triste o no, según te lo tomaras.
La verdad es que no se por donde seguir......


Pero, tristemente hay que seguir, digo tristemente por que es lo que hay.. ahí estaba siguiendo lo imposible, ni sabia ande andaba..

Sin embargo siempre se enciende una luz y llego en forma de carta..